domingo, 28 de febrero de 2021

Defensores de que......


Denominar "Defensores de Pablo Hassel", a todos los que están en las calles destrozando todo lo que encuentran a su paso, no se ajusta a la realidad. A toda esa gente, les da igual el rapero, simplemente buscan siempre una excusa para querer reventar el sistema, hacer el mayor daño posible.

Ahora utilizan como excusa la libertad de expresión, en otras ocasiones, las obras por la construcción de un bulebar en el Gamonal, o por las actuaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, o el rodea el congreso, o por los independistas, o por las marchas de la dignidad, o por las restricciones por la pandemia que estamos padeciendo, o por el fútbol, etc... etc...etc..., siempre encontrarán un pretexto.

Es gente debidamente organizada, antisistemas, delincuentes que se hacen llamar antifascistas, y que aún encima, desde determinados partidos políticos los jalean y los apoyan ante "con un derecho" a manifestarse. Es una vergüenza.

Las limitaciones al cual son sometidos los antidisturbios, hacen que todo esto se agrave aún más. No tenemos nada más que ver los heridos entre esos "manifestantes" y los que hay entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Todo esto, aún se agrava más en esta situación que estamos viviendo, poniendo en riesgo la salud de muchísima gente.

 El sector del comercio en general, están sufriendo con todas las limitaciones a las que están sujetos, para que todos estos descerebrados les hagan la vida aún más difícil, con el miedo a que puedan abrir sus negocios por los daños que le puedan causar y que les están causando. Amén, de los daños causados al mobiliario urbano, a las propiedades personales y privadas que se encuentran en la vía pública y al sin vivir al que someten a todos los vecinos que viven en donde se producen los altercados

Desgraciadamente, la fuerza usada para poder controlar todos estos actos vandalicos, tiene que ser mayor a la que toda esta gente nos quiere someter. No hay otra.

Como digo siempre, estamos viviendo tiempos difíciles, y una gran parte de nuestros políticos no saben estar a la altura.

sábado, 6 de febrero de 2021

Fumar en Pandemia.

Viendo ciertos comentarios por Facebook, a veces dan ganas de mandar todo a la mierda.

En las redes sociales en muchas ocasiones sale lo mejor de cada casa, desde luego yo no soy lo mejor, pero es queee......

Los neumólogos están pidiendo que no se fume en las terrazas ni en lugares públicos, y sus razones tienen para decir eso.

Dicen que fumar ayuda a la expansión del virus y por lo tanto contagiar a la gente que está alrededor de los fumadores, y claro, parte de los fumadores se lo toman a coña y se permiten el lujo de poner a parir a todo el mundo que no piensa como ellos y que osen ponerse de parte de estos neumólogos.

Me considero una persona permisible, nunca me ha molestado el que fumaran delante mía, de hecho he sido fumador durante bastantes años, hasta que llegué a la conclusión de que perdía más de lo que ganaba.

Pero eso no me impide analizar todo esto desde un punto de vista más crítico y objetivo.

Y os pongo una situación que se da siempre cuando estamos al lado de una persona que está fumando. La persona con su cigarrillo está inhalando, para el interior de su cuerpo, el humo del cigarrillo. A continuación lo exhala hacia el exterior después de haber recorrido el interior de su cuerpo y ese humo, una vez estado en el interior del fumador y siempre acompañado de diminutas gotas respiratorias que pueden contener una carga viral y ser altamente contagiosas, me lo hace respirar a mi. Esas partículas pueden permanecer hasta 30 minutos en el aire en suspensión y permanecer durante horas en función del tipo de material donde se posen.

Pero claro, por querer justificar lo injustificable, se dicen chorradas como que uno se puede contagiar en cualquier sitio y que para eso que te quedes en casa, y no les falta razón, pero con una matización, el humo que un fumador expulsa al exterior me lo hace respirar a mí a la fuerza y me está poniendo en riesgo, simplemente porque le da la gana.

El que hace daño es el fumador y no el que lo recibe, o sea me haces ser un fumador pasivo, y con esto de la pandemia se agrava aún más y hay que tener un poco de empatía con la gente que tiene miedo y no quiere correr más riegos de los justos y necesarios, y aguantar y tragar el humo de los demás no es ni necesario ni recomendable.

Nuestra libertad empieza donde termina la de los demás, y en temas de salud mucho más.

Cuando alguien con su comportamiento está perjudicando a los demás, ya os podéis imaginar quien llevará la razón, no?

Y termino recordando que en Galicia está prohibido fumar en las terrazas y en los lugares públicos, y en la calle donde resulte muy difícil mantener la distancia de seguridad.

jueves, 13 de agosto de 2020

Nunca llueve a gusto de todos.

 

Después de estar leyendo y viendo declaraciones de numerosos científicos sobre el tema del humo del tabaco, se puede entender perfectamente que ese humo es un vehículo de transmisión para el contagio por el Covid-19. A poco que uno se moleste en buscar, le es fácil encontrar esa información, al igual que seguramente habrá detractores de esta medida, incluso de la del propio uso de la mascarilla, pero cuando es nuestra salud y nuestra propia vida la que está en juego, que queréis que os diga….

Pongámonos como nos pongamos eso es así, como cualquier medida de restricciones que van en contra de nuestros intereses siempre nos quejaremos, pero resulta curioso que, a la vez que nos quejamos de cuando se toman medidas para combatir el Covid-19, también nos quejamos de cuando no se hace nada, como decimos habitualmente….si se hace porque se hace y si no se hace porque no se hace….

Galicia es pionera en la toma de algunas medidas, más concretamente la de la obligatoriedad del uso de la mascarilla, independientemente de la distancia de seguridad y ahora la de poder fumar, si existe también esa distancia de seguridad, y eso no lo digo yo, lo dicen expertos en estos temas.

Desgraciadamente, viendo muchos comentarios por las redes sociales, me doy cuenta que en numerosísimas ocasiones, se piensa y se opina más dependiendo de los colores políticos que del propio raciocinio en sí. (Y esto vale para cualquier tema).

Todos nos quejamos de lo que está pasando, de las pocas medidas que se toman, de la poca vigilancia, de las pocas o mínimas sanciones, de que somos unos insensatos, de la falta de responsabilidad, etc…etc…, ah, pero eso sí, si se toman medidas y basados en criterios científicos de cómo reducir los contagios, si no nos gusta o como dije antes vaya en contra de nuestros intereses, ya nos echamos las manos a la cabeza, poniendo al gobierno de turno a caer de un burro. Y cuando digo gobierno, me refiero a todos, desde los municipales hasta los estatales.

En el tema relacionado con el tabaco, todos sabemos que existen los fumadores activos y los pasivos, y que tanto unos como otros están expuestos a las enfermedades que el tabaco produce, y si ahora le añadimos esta maldita pandemia del Covid-19 y lo que la expansión del humo del tabaco puede producir, pues normal que haya que tomar medidas, junto con otras muchas por supuesto, y con esto no quiero decir que todo se esté haciendo bien.

Todos tenemos derechos y obligaciones, los derechos de los no fumadores los sabéis todos y las obligaciones de los fumadores también los sabéis.

La educación se demuestra de muchas maneras, y una de ellas es la relativa al tabaco. No quiero demonizar con esto a los fumadores, he sido fumador, los que me conocen, saben de mi permisividad con esto, incluso en mi propia casa y hasta en el coche, pero eso no me impide ser objetivo, y que nadie, absolutamente nadie tiene derecho a convertir a una persona en fumadora pasiva y máxime cuando a nuestro alrededor hay muchas personas con enfermedades, patologías severas y a veces niños y que el humo del tabaco le puede ser muy perjudicial para su salud. Y por supuesto no me vale la disculpa de decirle a esa gente que se quede en casa, cuando el que causa daño es otra parte.

Nunca va a llover al gusto de todos, eso es imposible. Esto no va de colores políticos, pero de lo que no me cabe duda es que, o estamos juntos en esta batalla para ganarla, o la perderemos.

viernes, 13 de diciembre de 2019

Triste es.....

Una de las inflexiones a la que hace referencia la palabra “Triste” es  “Doloroso o Injusto” e incluso “Insuficiente”.

Todo va bien hasta que un día te diagnostican una determinada enfermedad, vale cualquiera de las que te hacen sentirte “triste”.

En mi caso es el de mi madre, todo iba bien hasta que se le diagnostica esa maldita enfermedad  muy actual en los tiempos que corren, el “Alzheimer” .

Una enfermedad que borra de tú mente los recuerdos, los conocimientos, las historias de tú vida. Incluso dejas de conocer a tus seres queridos y amigos. Ya no sabes quienes son tus hijos, tus nietos, ves en todos a personas extrañas en tú vida. Llegas a ver en ellos a enemigos y tienes miedo de todos y de todo lo que te rodea.

Que triste es!!!

Triste es, llegar a padecer esa enfermedad, como otras muchas……

Triste es, ver que esa persona que quieres, se va consumiendo poco a poco, su mirada se va oscureciendo, el brillo de sus ojos va desapareciendo……

Triste es, ver que no puedes hacer nada, solo estar a su lado, cuidarla, mimarla, dedicarle tu tiempo a ella, para que pueda vivir los últimos días de su vida de la forma más digna que se pueda…..

Triste es, ver como cada día que pasa, su vida se va apagando, ves tristeza en su mirada…..

Triste es, sentir tu-su dolor, cuando ves que esa persona que te parió ya no te conoce, que eres una persona extraña en su vida, que eres su enemigo……

Triste es, ver como allegados, poco a poco se van apartando.

Triste es, sentir la impotencia ante la despreocupación de las Instituciones ante tus solicitudes….

Triste es, que en un mes de enero solicites lo que por ley te corresponde y que pasen doce meses y no se sepa absolutamente nada al respecto, a pesar de haber hecho ya la valoración…..

Triste es, no tener una puerta a la que llamar y te atiendan con el cariño y el calor que ante estas situaciones nos merecemos……

Triste es, ver la poca atención que se le presta por parte del Estado a las personas cuidadoras de los enfermos, los cursos están muy bien, pero poca cosa es…..

Triste es, ver como se derrochan muchos millones de euros en obras sin sentido, cuando de verdad hacen falta en cosas primordiales……

Triste es, ver como algunos políticos viven en un mundo de corrupción con sueldos exageradamente altos, mientras nuestros mayores se mueren sin recibir las ayudas que les corresponden después de toda una vida de trabajo y dedicación a la familia y al Estado con sus impuestos…..

Pero lo más triste es ver como nuestros mayores se mueren sin haber recibido las ayudas que se merecen para tener una vida más digna. No solo ellos, si no también sus cuidadores. Pena que….algún día…..será demasiado tarde….
Triste es.....